Errores típicos al planear nuestra jubilación

Cada momento que pasa en nuestra vida parece no tomarse tan en serio. Los días, semanas, meses e incluso los años se van volando después de que uno cumple los veinte, y después de esa década de fiestas, proyectos y juventud, viene a nuestra conciencia la resaca de la vida. Dicen que los treinta son la mejor edad, y que los cuarenta son los nuevos veinte; lo cierto de esto es que, al crecer y tomar conciencia, nuestros hábitos y responsabilidades han de cambiar. Pensar en una boda quizá no sea tan importante como parece, pero sí considerar un crédito hipotecario, la financiación de un auto o hasta el adquirir un terreno funerario, que aunque quizá sean cosas que consideramos lejanas, no está de más prevenir. Por estas razones, esperamos que te hayamos atrapado aún en tu juventud, y de no ser así, no pierdas más el tiempo y pon atención que a continuación te mostramos los 4 errores más comunes al momento de planificar tu jubilación.

1.- Tomar en cuenta sólo el apoyo gubernamental.

Estudios recientes revelan que la situación actual del país respecto a la pensión es algo alarmante. Se prevé que para el 2050, en México “habrá 13 mexicanos en edad de recibir una pensión por cada 10 jóvenes laboralmente activos y aportantes al sistema. O dicho de otra manera, por cada pensionado, habrá sólo tres trabajadores activos.” Esto sin duda puede desatar un problema al momento de repartir las pensiones, de manera que, si bien no es tan inseguro atenerse a una pensión, no está de más considerar un ahorro propio que nos saque de apuros.

2.- Retirarse antes de tiempo.

Pude ser muy tentadora la idea del retiro antes de haber llegado a la “plena edad de jubilación”, pero hay que tomar en cuenta que, por ejemplo, si se retira antes de haber cumplido los 66 años, no se tendrán los mismos beneficios, tales como el del seguro social y los cheques recibidos serán de cantidades menores.

3.- Empezar a ahorrar demasiado tarde.

Si ya eres un adulto y piensas a futuro, debes considerar comenzar con un ahorro exclusivo para tu retiro, esto te ayudará a salir de apuros sin tener que usar el dinero destinado para tu alimentación, vestimenta, salud, etcétera.

4.-Endeudarse

Estamos de acuerdo que endeudarse es tan inminente como respirar, pero no será un gran problema si eres una persona responsable con tus pagos y que sabe administrarse. El punto aquí es que no debes acumular una deuda con la esperanza de pagarla con el ahorro o parte del dinero de tu jubilación, recuerda que ese fondo es INTOCABLE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *