Cómo iniciar tu negocio y tener independencia laboral

Si nos dedicáramos un momento a preguntarle a la gente si les gusta su trabajo, probablemente muchos dirían que no, ya sea por su sueldo, por el tipo de trabajo o el clima laboral donde se desempeñan. Muchas son las rozones por las que uno puede sentirse cómodo en su trabajo, o hasta odiarlo, y a partir de estas razones nace una idea que puede llevarte a lo grande: crear tu propio negocio.

Al principio puede sonar un poco imposible, o difícil, al menos, si es que somos pesimistas; o puede pintarse en nuestra mente una utopía empresarial que va más allá de nuestras posibilidades a corto plazo; primero que nada, hay que aterrizar bien la idea y buscar el equilibrio entre lo que no es posible de momento y en lo que podemos lograr a largo plazo. Y ya teniendo las ganas de crear nuestro propio negocio, hay que combatir a nuestros dos enemigos: el miedo y los pretextos.

Suelen nacer antes de tener una idea sólida y sustentable de nuestro proyecto, y son aquellas posibilidades de que todo salga mal y terminemos perdiendo mucho dinero. Primero que nada, no debes dejar tu trabajo actual, eso sería un grave error, pues si es tu única fuente de ingresos, te quedarías sin nada. Dedícate a ahorrar, evitar los gastos hormigas, consejos que anteriormente te hemos dado en este blog.

Busca hacer lo que te apasiona, lo que amas, en lo que eres bueno o tienes talento, por ahí debes empezar; después busca el lado funcional y remunerado de esas habilidades y conocimientos, un ejemplo podría ser que si eres bueno con la fotografía, puedes abrir un estudio de medios audiovisuales; si te gusta cocinar y decorar postres, abrir una pastelería o repostería. El simple hecho de trabajar haciendo lo que te gusta convierte al trabajo en una actividad que disfrutarás mucho y además te dejará ingresos.

Luego de contemplar tus ahorros, busca el apoyo de alguien que se dedique a financiar proyectos primerizos y apoyar a las PYMES; antes te hemos hablado del Capital Semilla o los Inversionistas Ángeles, existen muchos caminos para obtener un crédito para emprender.

Busca relacionarte con personas que busquen lo mismo que tú; retomando el ejemplo de la fotografía, puedes conocer a gente que sea buena con el video, edición de materiales audiovisuales, o más fotógrafos, esto aumentará tus conocimientos y te hará de contactos para expandir tu proyecto con su ayuda en un futuro.

Sigue ahorrando, recuerda que tu propio negocio puede ser la mejor inversión que hagas en tu vida, de eso piensas vivir y tienes que actuar inteligente para mantenerlo en pie; estos ahorros podrán salvarte de cualquier imprevisto (que seguro los habrá) y para ese entonces debes estar bien preparado estratégica y económicamente .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *