Una famosa frase dicha hace aproximadamente 170 años, para explicarle a un joven vendedor por qué tenía que hacer uso de su tiempo como si fuera dinero. El vendedor ganaría 10 chelines ese día en caso de trabajar, pero si se tomaba un día de descanso, aparte de no generar esos 10 chelines, gastaría 1 chelín para darse un gusto, perdiendo así 11 chelines de un tajo.

Este concepto es muy importante si quieres que tu negocio tenga éxito y si quieres lograr tener una vida más ordenada. La procrastinación es una de las cosas que más nos afectan a la hora de realizar nuestro trabajo o querer efectuar alguna tarea importante y semiurgente. Tendemos a dejar todo al final y ello conlleva a distraernos con cosas que nos quitan tiempo demás.

En el mundo de los negocios, hay personas que calculan exactamente lo que vale una hora de su vida. Tal vez te parezca algo muy descabellado, pero si tienes un negocio o si eres freelancer, esto te funcionará de maravilla. No te estamos diciendo que dejes de descansar o que dejes de disfrutar de tu vida a cambio de tener más dinero. Lo que sí queremos, es que evalúes tu situación y definas que distracciones le sobran a tu vida.

Una situación bastante normal en nuestra sociedad es que la gente quiere pagar menos por un servicio y regatea; esto sucede mucho cuando tus amigos o conocidos son los principales consumidores de tu producto o servicio, incluso personas que no entran en tu círculo social suele no ver el verdadero valor de tu trabajo.

no ver el verdadero valor de tu trabajo.¿Tienes problema al cobrar? Esto es muy común, la mayoría de las personas que tienen negocios de servicio suelen invertir más de lo que ganan. Navegando por la web podrás encontrar fácilmente a un sinnúmero de personas preguntándose cómo deberían cobrar por lo que hacen. Por lo que también podrás encontrar muchas vertientes de respuesta que te podrían ayudar, la que más nos ha convencido a nosotros es esta calculadora: http://bit.ly/1omxl1u En ella podrás calcular cuánto vale tu hora de trabajo dependiendo de cuánto quieres ganar, cuántos días trabajas, cuántos no, cuánto gasta tu empresa en servicios, hasta cuánto de insumos tienes derecho a ganar.

En cambio si tu empresa no es de servicio, sino de producto, sería muy diferente. Aquí tendrás que considerar el flujo del mercado, tu competencia, a qué tipo de público te diriges. Si tu producto es nuevo, podrías bajar un poco el precio, mas no regatearlo, para darte a conocer. Siempre un poco más bajo que tu competencia, pero más alto del costo de su fabricación para no perder. Conforme vaya aumentando tu posicionamiento en el mercado podrás ir aumentando su precio en el público, y así podrás ir invirtiendo en la mejora y desarrollo de tu marca e incluso en seguir innovando tu producto. En este caso tendrás que recurrir a una ardua investigación.

Un consejo personal, recuerda no perder tu tiempo en personas y situaciones sociales que no llevan a nada, invierte tu tiempo en relaciones nutritivas y que te hagan crecer y aprender sobre lo que te interesa y lo que te gustaría saber.

¡Ya lo tienes! Tu tiempo vale mucho, no lo malgastes.

TE PRESTAMOS HASTA 20,000 PESOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *