Cultura de ahorro

La cultura del ahorro no se nos suele enseñar cuando estamos jóvenes, la vamos desarrollando conforme vamos ganando e invirtiendo. Pero qué mejor que aprenderla desde pequeños. Nosotros te daremos algunos tips para que tus niños aprendan a ahorrar desde ahora, y quién sabe, tal vez tú también puedas aprender a ahorrar un poco más.

1. Establece una paga mensual o semanal.

Dales tareas semanales, que contribuyan a la casa y por semana dicta algún tipo de paga para que se enseñen que por realizar trabajos ganarán dinero. Irán acostumbrándose al concepto de sueldo.

2. Enséñales que el dinero es limitado.

Ellos tendrán que aprender a que no pueden gastar todo su dinero en una cosa, o terminarán por quedarse con nada. Deja que compren al menos una cosa y muéstrales que al comprar aquello, no podrán comprar otra cosa más. Así aprenderán a aprovecharlo y a administrarlo equitativamente.

3. Crear listas de gastos.

Diles que te ayuden a hacer la lista de la despensa, no es algo que tome mucho tiempo. Pónganse a checar todo lo que haga en falta en casa con los precios de los productos que hay comprar, sin olvidar agregar lo que se tiene para gastar. De esta manera se darán cuenta todo lo que ustedes gastan y que el dinero no es ilimitado.

4. Los beneficios de ahorrar.

Puedes crear una historia o contarles los beneficios que les traerá ahorrar. Por ejemplo, si quieren un juguete dales un frasco y que coloquen cierta cantidad de dinero por día, o por semana. Cuando tengan lo suficiente pueden darse una escapada a la juguetería para comprarlo.

5. Enséñales la diferencia en valor de las monedas y billetes mediante juegos.

Puedes jugar al Monopoly con ellos, o inventar un juego en el que tengan que invertir dinero de mentiras. Muéstrales los tipos de billetes y monedas que hay y también otros tipos de formas pago.

6. Dar el ejemplo.

Los niños se enteran de todo y copian las conductas de sus padres, así que si por un lado les hablas de la importancia del ahorro, pero no eres capaz de demostrarlo con tu propio ahorro, será difícil que te crean.

Así que ya no esperes más, ¡enséñales a tus hijos a ahorrar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *